CONTADOR DE VISITAS

jueves, 22 de septiembre de 2011

“¿Este año si?” ¡Qué frene la euforia!

Durante la última década han sido muchas las ocasiones que la afición del Atlético de Madrid se ha atrevido a pronunciar la eterna – y dudable – afirmación: “Este año sí”. Una frase que consta de tres palabras pero que alberga millones de ilusiones, con el imborrable recuerdo del año 1996 en la mente. Con la contratación de dos fichajes de ensueño por cada año (2006/2007: Maniche y Agüero; 2007/2008: Forlán y Reyes; 2010/2011: Godín y Filipe Luis; 2011/2012: Diego y Falcao), los rojiblancos afrontaban cada temporada con la esperanza de competir de tu a tu frente a dos gigantes de nuestro fútbol: Real Madrid y Fútbol Club Barcelona. Pero con el paso de las jornadas, el halago debilitaba a la plantilla, se deshinchaban las emociones y  la hinchada regresaba a la cruda realidad.
La pretemporada del conjunto colchonero no apuntaba a creer en altas expectativas, sin embargo, la última semana del cierre del mercado de fichajes nos trajo tres regalos: Diego Ribas (cesión), Arda Turan (12 millones) y Radamel Falcao (40 millones). Los tres futbolistas han impregnado a los rojiblancos de una nueva esencia,  con cotas de exigencia que hace mucho tiempo que no se veía sobre el tapete verde del Calderón. El arranque del Atlético en Liga es de dulce y así lo atestiguan las estadísticas: 1 gol en las 4 primeras jornadas (2 en 9 partidos contando con la Europa League) reflejan una solidez defensiva que hace creer en que “este año si”.
El Vicente Calderón vive días de júbilo y la afición se muestra entregada a tan desatada pasión. Las ocasiones se suceden de forma continua y los goles caen con gran facilidad, mientras el equipo se mueve y distribuye con desparpajo y gracia. El ‘profe’ Manzano adquiere crédito, un prestigio y una solvencia que no tenía en su vuelta al Manzanares pero que con los primeros resultados ha sabido conquistar. Además, las rotaciones surten efecto y el equipo no se resiente. ¿Podemos empezar a gritar “este año si”?
Aún no es el momento de especular con codearnos con los grandes. Si bien es cierto que la imagen del equipo es atractiva, además de que viene acompañada de buenos resultados, el camino acaba de empezar y los rivales no han sido los más difíciles (Osasuna, Valencia, Sporting de Gijón y Racing de Santander; tres en casa y uno fuera). Los colchoneros acudieron a Mestalla, primer rival directo del calendario, y se volvieron con una derrota bajo los brazos. El Atlético de Madrid suma 7 puntos de 12 posibles e invita a soñar. Solo a soñar, no a especular ni vivir de falsas esperanzas y si a pensar en un claro objetivo: demostrar ser la alternativa y crecer paso a paso, construir la casa ladrillo a ladrillo.
El domingo llega el primer examen, sin contar el del Valencia (donde no contaba aún con las piezas vitales disponibles), del Atlético de Madrid. Una especie de reválida después de que dos equipos hayan demostrado poder tutear al todopoderoso Barça de Guardiola. Las últimas visitas de los rojiblancos al Camp Nou se han saldado con estruendosas goleadas, no obstante, hay motivos para creer, como diría un rojiblanco de pro como Joaquín Sabina, en sacar un resultado positivo o mostrar una imagen serie dentro del campo. ¿Este año si? Frenemos la euforia y juguemos partido a partido. Toca saber disfrutar del momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada